Sigue estos tips para tener un estilo de vida más saludable.

¿Estás subiendo de peso en el trabajo? Un estudio de CareerBuilder indicó que el 44% de los trabajadores estadounidenses ha notado un aumento de peso desde que están en su trabajo actual. Las principales causas de esto son el trabajo fijo en un escritorio, salir muy cansados para hacer ejercicio o tener mucho estrés y ansiedad. ¿Te sientes identificado?

No seas parte de la estadística, sigue estos 5 consejos para no subir de peso en el trabajo.

Combate a los sonsacadores. Todos tenemos en la oficina al típico godín que sale mil veces a la tiendita a comprar dulces o papitas y te pide que lo acompañes. Está comprobado que cuando alguien sale de la oficina es para distraerse, así que usan el pretexto de que tienen hambre, para levantarse de su lugar. En lugar de ir por algo de comer, sal solo a dar una vuelta. Además si lo haces con la técnica de Power Walking, quemarás muchas calorías. Y también prueba con tus snacks caseros. Aquí te damos unas opciones.

BENEFICIOS DE APRENDER A TOCAR UN INSTRUMENTO

Rodéate de buena influencia. Comemos hasta tres veces más cuando estamos con otras personas, esto se debe a que solemos imitar el comportamiento de los demás o que nos sentimos intimidados al ser diferentes.Imagínate que vas a comer con el típico grupito que siempre pide tacos, y a ti se te ocurre pedir una ensalada, es obvio que vas a recibir comentarios al respecto. Así que en vez de ir con ellos diario, pon un día de tacos cada quince días. Los demás, siéntate con personas que coman más saludable. Y si te aburre comer siempre lo mismo, checa estas opciones para hacer tus combinaciones de ensaladas divertidas y saludables.

Cuida tus porciones. Ojo aquí no se trata de que te quedes con hambre, pero sí de que aprendas a distinguir cuando comes por hambre o solo porque la comida está enfrente de ti. Un reciente estudio en la revista Obesity, mostró que las personas que llevaron sus porciones medidas bajaron alrededor de ocho kilos en 12 semanas. Cuando estás trabajando, es fácil que te comas una bolsa entera de papas porque es lo que mantiene a tu cuerpo “distraído” mientras tu haces un reporte.

Arregla la temperatura de tu oficina. Parecería insignificante pero cuando hace frío, tu cuerpo te pide alimentos para subir su temperatura. Pregúntate qué se te antoja más cuando hace frío, zanahorias con limón o un pan con chocolate caliente. Así que mejor lleva una cobija o ropa calientita y cuando se te antoje algo de comer prepárate un té de sabor o una infusión.

No comas por estrés. Muchas personas encuentran su trabajo como la principal fuente de estrés. Cuando estás bajo presión, tu cuerpo libera una hormona que incrementa el apetito, haciendo que tus antojos por cosas dulces aumenten. Trata de disminuir tu estrés meditando cinco minutos en la oficina, saliendo a caminar, delegando cosas del trabajo en las que otras personas te pueden ayudar y llevando una libreta de pendientes.

Hazte un espacio en tu calendario. Cuando tienes demasiado trabajo es casi imposible tener tiempo para ti. Sin embargo, te tengo una mala noticia, si no te haces ese tiempo ahorita después será muy tarde. Esfuérzate por hacer por lo menos media hora de ejercicio en tu día.  Recuerda que cualquier lugar es bueno para hacer ejercicio, solo tienes que programarlo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here